Las personas cambian de empleo por diversas razones, las cuales se pueden diferenciar entre las que conciernen a la “empresa”, como un cambio de ciudad, crecimiento profesional, embarazo, problemas de salud, un replanteamiento de proyecto de vida, etc.; las que están fuera del alcance y control de la misma, como una mala paga, desarrollo profesional limitado, mal ambiente laboral, falta de reconocimiento; y una de las razones m{as comunes pero menos señaladas abiertamente por los empleados: una mala relación con el jefe inmediato.

La OCCMundial, la cual es considerada la bolsa de trabajo más grande de México, realizó una encuesta en el año 2019, ducha encuesta fue realizada a 1,200 profesionistas para saber qué los motivaba a cambiar de empleo; parte de los resultados señalaron como dos factores principales, las siguientes afirmaciones: “mi jefe no confía en mí” y “mi jefe me culpa de todas las fallas”.

Por otra parte, el Financiero (2017) hace mención de una encuesta realizada por el portal de empleo Bumeran.com a 2,000 trabajadores mexicanos, la cual muestra que el 56% dejaría su trabajo por un “mal liderazgo de sus superiores”.

Esto, da pauta a una serie de cuestionamientos que un líder debería hacerse, como ¿cuáles son las necesidades de los empleados? ¿Qué podría hacer diferente para evitar que renuncien? Y darse cuenta que su influencia en la permanencia de los empleados, es más de la que imagina.

Es por eso que creemos que es fundamental que todo líder tenga las siguientes cinco habilidades, para evitar la deserción y abandono constante de sus colaboradores:

 

  • Comunicación efectiva

Es importante que entre los líderes y colaboradores haya un canal de comunicación abierta, transparente y asertiva, esto generará un ambiente de confianza, el cual propiciará motivación y sentido de pertenencia en los colaboradores.

  • Inteligencia Emocional

¡Las personas hacen a las empresas! y las personas tenemos emociones, de ahí la importancia de que lo líderes cuenten con inteligencia emocional para saber gestionar grupos de personas con objetivos en común y saber manejar diferentes conflictos y situaciones complejas.

  • Capacidad para inspirar

Que tus colaboradores vean encarnados en ti, tus sueños y metas de tu trabajo, los inspirará colaborar con el logro de las metas. Si los involucras como parte fundamental de tus logros y tú también te involucras con ellos, verán tus metas como propias, se motivarán y sentirán placer de trabajar para un bien común, y no solo para “una meta de alguien más”.

  • Empatía e involucramiento

Tus colaboradores están viendo por tus sueños y necesidades, hazlos sentir que tú también tomas en cuenta las suyas, ¡y que al trabajar contigo ellos también están dando pasos para su autorrealización! Esto los hará sentir parte de un grupo de personas colaborando para lograr metas que benefician a todos.